martes, 20 de marzo de 2012

OSTARA–EQUINOCCIO DE PRIMAVERA

254El equinoccio de primavera es un tiempo sagrado de equilibrio, crecimiento y renacimiento. Hay tantas horas de luz como de oscuridad y aunque los vientos tempranos de la primavera aún son algo frescos, abundan las señales de renacimiento y renovación. La creciente cantidad de luz solar nos invita a salir de nuestras madrigueras y a abrirnos a los atisbos de hermosura primaveral.

     Intenta prestar atención a cada señal de primavera en el paisaje de tu localidad. ¿Qué pájaros han regresado de sus hogares invernales? ¿Qué flores aparecen primero? Da la bienvenida y honra cada tipo de planta y flor que emerge del suelo. Saluda a los espíritus de las plantas de las campanillas blancas, del azafrán, del narciso o de cualquier planta local. Cada planta alberga sanación y sabiduría si nos tomamos el tiempo de escuchar.

     Prepara un altar de primavera cerca del umbral de tu casa que muestre el equilibrio entre el crecimiento interior y exterior. Decóralo con flores primaverales, huevos pintados e imágenes de animales sagrados, como miniaturas de pájaros, de conejos y de otros con los que trabajas. Prepara un pequeño tiesto con tierra y planta cuatro semillas, una para cada punto cardinal. Sopla sobre cada semilla tus intenciones pidiendo equilibrio y transformación a medida que las vas poniendo en la tierra.

Sharynne MacLeod NicMhacha

semillas1