martes, 10 de julio de 2012

RAYOS Y ESPIRALES


El tiempo gira lentamente,
y nos mantiene en su espiral,
siempre evolucionando.
Danzamos las estaciones y las horas.
Cantamos los cambios de la Luna.
Cada día nos trae nuevas lecciones.
Cada mes significa una nueva magia.
Deja que vengan, deja que se vayan.
Ábrete al movimiento giratorio.
Libera la mente y
el corazón le seguirá.
Escucha cómo resuena la melodía
de la Luna, y el tiempo gira hacia el
yugo de la muerte y el renacimiento.
Acepta la transformación.
Al final, todas las cosas,
regresan a la Fuente.
Elizabeth Barrette