domingo, 13 de mayo de 2012

MES ARBÓREO CELTA DEL MAJUELO O ESPINO

clip_image002

El espíritu de un hada nívea mora en el interior de cada Majuelo, pues forma parte de la tríada de árboles  consagrados a las hadas: Fresno, Espino y Roble, y se decía antiguamente que el paraje que poseía los tres árboles juntos, era seguro que se mostrarían las hadas. La blanca belleza de estas hadas, es custodiada con puntiagudas lanzas que son sus afiladas espinas.

 clip_image005 Si nos atrae su desnudez sólo podremos contemplarla en una breve temporada cuando acabe el invierno. En primavera volverá a lucir un luminoso encaje de blancura encumbrada, realzado por el verde atenuado de sus nuevas clip_image004hojas. En verano madura su lozanía verdosa que se vuelve más oscura para engalanarse con un rojo encendido en su firme paso hacia el otoño. Cuando sus hojas mueren y el ciclo anual finaliza, el espíritu del hada permanece latiendo en sus pequeños frutos esféricos de rojo oscuro. Es el espino albar humilde en su función en la espesura y el seto, humilde es el porte de este arbusto y, sin embargo, no hay mejor visión cuando los inviernos recrudecen y la nieva impera en las praderas que la de ver sus llamativos y diminutos frutos, que nos recuerdan al fuego de la vida, cuando ya todos los fuegos han desaparecido. Nuestro arbusto amigo nos tiende en esta época de clima helado y tierras gélidas su fruto o majuela de rojo vestida. Su abundante fructificación es alimento de los pueblos alados tanto de aves como insectos y no sólo por el alimento que proporciona sino también por el refugio y empalizada que ofrece como resguardo seguro gracias a sus espinas. Su presencia en los días de tormenta tiene la facultad de alejar al rayo y junto a él, la protección contra este, está asegurada.

Estamos ante el 6 mes arbóreo del calendario celta, asociado en el alfabeto Ogham con la letra H, como sonido aspirado. Este mes denominado Uath abarca los días desde el 13 de mayo  al 9 de junio  del calendario gregoriano. Este nombre celta se puede relacionar con la palabra Uathach, que significa espectro, que era a su vez el nombre de una hija de Scathach, la gran reina guerrera que entrenó al héroe Cuchulain en sus habilidades combativas, así como en las artes amatorias.

 clip_image008 Tras la Fiesta de Beltane, donde ya hemos dejado atrás los ritos de júbilo y desenfreno para perpetuar la fertilidad de la Tierra, se nos hace necesario un tiempo de sosiego, una contención del brío para sujetar las energías liberadas, vitales y elementales a las que se rindió culto enclip_image007 aquellos días beltánicos. El sol, símbolo vital que nos inunda con sus rayos vivificadores cada vez más potentes, ya está preparado para ejercer su notable influencia. Por ello nuestras tribus deben canalizar sus energías para el trabajo que aún queda por hacer, antiguamente labrando los campos, avituallando a la tribu y actualmente para centrarnos y desarrollar con todas nuestras energías aquellos proyectos que gestamos en Invierno que puedan redundar en beneficio de nuestras Tribus. Es un tiempo de fortalecimiento.

 clip_image011 Los druidas de antaño utilizaban sus propiedades para fortalecer el ajado cuerpo de los ancianos de la tribu. Pues nuestro espino es carismático y su energía nos aporta improvisación y el baluarte para clip_image010desarrollar las viejas ideas, con un aire de primicia. Es sin duda un árbol que posee talentos múltiples y nos enseña a adaptarnos fácilmente a cualquier cambio que surja en nuestras vidas. Sus energías creativas hacen que los bardos se muestren más creativos y más espontáneos a la hora de comunicarse a cualquier nivel. Las características del espino nos otorgan confianza para poder incluso inspirar a otras personas en la senda bárdica.